Nuestra autoestima es algo que podemos controlar y cambiar en cualquier momento. Se basa en nuestras creencias y actitudes que tenemos sobre nosotros mismos. Por ejemplo, “SOY SUFICIENTE BUENO, a pesar de mis defectos, inseguridades e imperfecciones. Quién soy no se define por lo que hago, mi apariencia, cuánto peso o cuán inteligente soy”.

Se trata de amar quienes somos y aceptarnos incondicionalmente. Es permitirnos ser imperfectos, aceptarnos como somos, correr riesgos, probar cosas nuevas y “DEJAR IR” los pensamientos negativos, los juicios y las autocríticas. Significa enfrentar nuestros miedos y saber que, independientemente del resultado, corremos el riesgo y nos enfrentamos al miedo.

Mejorar nuestra autoestima significa tomar nuestras propias decisiones sobre cómo queremos usar nuestro tiempo libre, establecer nuestras propias metas y tomar decisiones por nosotros mismos.

Se trata de saber lo que nos gusta y lo que no nos gusta y sentirnos libres de decirlo en voz alta a los demás, sin miedo a ser rechazados, ridiculizados o reírnos. Se trata de conocer nuestras fortalezas y debilidades y estar dispuesto a trabajar en áreas que necesitan ser mejoradas, como actitudes, amistades, escuela o relacionarnos mejor con otras personas. Es tener el VALOR de ser honestos con nosotros mismos y estar abiertos y dispuestos a cambiar en una dirección positiva.

Estar cerca de amigos y personas que nos aman y aprecian es otra forma de sentirnos bien con nosotros mismos, lo que aumentará nuestra autoestima. Las personas que conocen nuestras fallas y nos gustan también son buenas amigas.

También es importante que no nos tomemos a nosotros mismos tan en serio y seamos capaces de reírnos de nosotros mismos. La buena autoestima es saber que hemos logrado cosas en nuestra vida que antes creíamos difíciles y poder capacitarnos para probar cosas nuevas.

Otro factor importante para mejorar nuestra autoestima es el cuidado de nuestro cuerpo. Cuando nos sentimos bien físicamente, nos sentimos enérgicos y llenos de vida. Es importante comer bien, hacer ejercicio con regularidad y vestirse bien. También es fundamental descansar / dormir lo suficiente.

Cuando estamos cansados, hambrientos e inquietos, es más probable que cometamos errores y reaccionemos de manera contraproducente para nosotros. Entonces, no nos sentimos bien con nosotros mismos. En conclusión, sé abierto, dispuesto y honesto para vernos de una manera positiva y amorosa. Haga de hoy el día para decir “Soy importante y lo valgo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts