Desde la niñez hasta la edad adulta, los conocimientos que adquirimos o las experiencias que tenemos en nuestra vida solo nos ayuda a descubrir nuestra personalidad externa y nos acerca a las cosas materiales de este mundo. Al mismo tiempo, a veces nos deprimimos o caemos en un problema de baja autoestima. Las afirmaciones espirituales nos ayudan a salir de estos problemas. Las afirmaciones espirituales nos llevan a una vida feliz y satisfactoria con una mente tranquila.

Las afirmaciones son un juicio que hacemos o cualquier pensamiento que tengamos. Una afirmación está directamente relacionada con nuestro subconsciente. Las afirmaciones pueden ser negativas o positivas, lo que puede guiar nuestras acciones subconscientes hacia el éxito o el fracaso.

Las afirmaciones espirituales son una forma de meditación que, cuando se media con frecuencia, tiene resultados deseables. Por ejemplo, si una persona tiene falta de confianza o problemas de autoestima, siéntese en un lugar tranquilo y pacífico con algunas afirmaciones espirituales en su mente, deje que las emociones fluyan hacia usted y comience a decir las afirmaciones espirituales en voz alta.: ‘ Creo en mí mismo ‘o’ Mi yo interior siempre me guiará por el camino correcto con decisiones que sean beneficiosas para mí y para los demás ‘.

La clave detrás de las afirmaciones espirituales es dejar de lado todos tus pensamientos negativos y confiar plenamente en ti mismo. En lugar de pensar ‘Este proyecto es demasiado difícil para mí’, intente pensar ‘Soy capaz de todo y los obstáculos no me afectan ni a mí ni a mi trabajo’. Una vez que adopte este tipo de afirmación espiritual, notará un cambio positivo y saludable en su vida.

La mejor manera de aplicar la técnica de afirmación espiritual es despejar su mente de cualquier pensamiento negativo, sentarse en un lugar tranquilo y silencioso, relajarse y visualizar cualquier afirmación espiritual positiva como “Mi mente está en paz ahora”. Al mismo tiempo, trate de usar palabras y frases simples que nuestra mente pueda interpretar fácilmente y la mente pueda aceptar fácilmente que es verdad.

Las afirmaciones espirituales no solo ayudan a lograr una mente en paz y una vida feliz, sino que también nos ayudan a acercarnos más a Dios. Recuerde a Dios y sus bendiciones tanto como sea posible mientras usa la técnica de afirmación espiritual. Por ejemplo, ‘dejo que mi alma renovada agradezca a Dios por sus bendiciones’ o ‘me libero de mi antiguo yo y renazco con una nueva alma pura’. La palabra más aceptable y de uso común en la declaración espiritual es “Amén”, que significa “así sea”. Aunque algunos de nosotros lo usamos para concluir nuestras oraciones, se puede usar para la afirmación espiritual.

Para obtener un resultado positivo, la afirmación espiritual debe repetirse muchas veces para que sea eficaz. Escriba cualquier pensamiento positivo que tenga en un diario, en una tarjeta o en la forma que le resulte más conveniente. Revíselos a diario para que su mente acepte plenamente estos pensamientos. Preferiblemente revíselos dos veces al día. Inicialmente, durante la técnica de afirmación espiritual, también tendremos pensamientos negativos. Anote también estos pensamientos y, al final del día, revíselos y trate de reemplazarlos con algo más positivo. Después de practicar esta técnica de afirmación espiritual con regularidad, encontrará un cambio positivo en usted con un espíritu renovado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts